ISO 19650: El camino hacia la estandarización de BIM y la producción de información

enero 27, 2022

Autor: Cristian Ramírez

La construcción es un componente fundamental de la vida moderna y está fuertemente cimentada en la gestión de los activos y de toda la información que está asociada a los mismos. A través de los años la adopción de nuevas tecnologías y metodologías como la automatización de procesos, e Internet de las Cosas (IoT) o incluso el mismo BIM han complementado la producción de información, pero a su vez han llevado a tener proyectos más complejos y demandantes para gestionar. 

La adopción de BIM a nivel mundial ha probado la importancia de la gestión de la información y de las dinámicas que existen entre los diversos actores que intervienen a lo largo del ciclo de vida del activo. Dichos actores tienen la responsabilidad de comprender en que etapa de su ciclo de vida se encuentra un activo, de entender los datos, las decisiones, los objetivos y el contexto sobre el cual se evaluó la necesidad de la creación del activo en sus etapas conceptuales.  

Dentro del proceso de maduración de BIM a nivel organizacional e institucional, algunos componentes anteriormente mencionados han sido tenidos en cuenta, pero aún no se cuenta con un proceso de homogeneización que permitiese que todos los stakeholders involucrados se comuniquen por medio de un mismo lenguaje, principalmente en la producción y gestión de la información de los proyectos, llevando al sector de construcción a una situación de desconocimiento del real potencial de los datos en los proyectos. 

Con el fin de atender las necesidades de las organizaciones, los gestores de proyectos, los clientes y demás actores importantes, ha surgido un estándar internacional que brinda un marco de trabajo homogéneo para la colaboración, comunicación y gestión del intercambio de información (tanto BIM como No BIM) entre todos los actores a lo largo del ciclo de entrega del proyecto facilitando las buenas prácticas asociadas con la gestión de la información; dicho estándar fue denominado “ISO 19650 Organización y digitalización de la información sobre edificios y obras de ingeniería incluyendo el modelado de información de edificios (BIM)”. 

¿De dónde surge el estándar? 

El estándar es producto de un largo proceso de maduración de la producción y gestión de información de economías con un mayor nivel de madurez comparado con nuestra región. En este caso, el Reino Unido. 

El caso británico ha sido curioso puesto que desde hace varias décadas (incluso cuando aún ni se tenía pensado la existencia de BIM) existía una preocupación entorno a cómo se debe producir y gestionar la información de los proyectos en pro de ser más eficaces y efectivos en la ejecución y operación de los activos, así como lograr la estandarización de dichos procesos dentro de la industria. Basados en esto surgió hacia el año de 1990 el estándar británico BS 1192 Collaborative production of architectural, engineering and construction information

Hacia el año de 1994 la construcción del túnel de acceso que conectaba la estación Paddington con el aeropuerto Heathrow era una realidad, pero no se contaba con el collapso de las obras el 21 de octubre del mismo año.  De acuerdo las investigaciones realizadas por la HSE Health and Safety Executive, una de las causas de la falla incluye un pobre proceso de gestión documental del proyecto. 

Años más tarde (hacia el año 2002 específicamente) desde el Departamento de Industria y Comercio se estableció un proyecto denominado Avanti con el fin de formular una aproximación al trabajo colaborativo con base en la investigación de proyectos es estaban en ejecución.  El resultado fueron unas guías para la estructuración de proyectos y producción de información. 

Posteriormente, en 2007, los miembros del proyecto Avanti fueron invitados a participar en la actualización del BS 1192 (actualización en la cual el estándar existente pasó a denominarse código de práctica) en el cual todos los aprendizajes obtenidos del proyecto piloto de los avances de Avanti (la terminal No 5 de Heathrow) fueron integrados al estándar. Para esta época los británicos ya estaban trabajando con sus primeros modelos tridimensionales y la metodología BIM ya se encontraba en proceso de maduración, maduración que nos llevarían a sus hitos más importantes del BIM en el Reino Unido:  la publicación de la PAS 1192-2 Specification for information mangement for the capital/delivery phase of construction projects using BIM (En el año 2013) (hoja de ruta para preparar el sector de la construcción británico para el denominado BIM nivel 2) y la consolidación del mandato Británico en el 2016. 

Debido a los buenos resultados obtenidos con la PAS 1192 y su implementación en el Reino Unido, ISO (International Organization for Standarization) propuso adoptar la norma en un contexto internacional traducido y consolidado en un estándar ISO de aceptación global denominado ISO 19650 

Ventajas de la difusión, comprensión e implementación de la ISO 19650 

A nivel de la industria. 

Sin duda alguna uno de los principales beneficios en un nivel macro es cerrar la brecha de conocimiento sobre BIM y específicamente el correcto abordaje de su implementación en proyectos al brindar un marco de trabajo y buenas prácticas BIM de tal manera que los diversos actores puedan integrarse de una mejor manera en la solución a las necesidades de la industria de la construcción. 

Surge entonces la inquietud ¿cómo es posible que un estándar aplique de manera global considerando que las realidades y contextos varían de país a país? La respuesta es simple el estándar ha sido desarrollado por expertos internacionales mediante consenso y representa las mejores prácticas a partir de casos de éxito que dan confianza para fomentar la iniciativa de la industria a nivel global para educar, formar y entrenar a los diversos actores en la norma. 

A nivel de Proyecto 

En este nivel encontraremos que la incorporación de estándar proveerá una mayor agilidad en la concepción de los proyectos y facilitará la toma de decisiones oportunas con base en el modelo digital, minimizará las desviaciones en tiempo y en dinero, así como una notoria disminución en los plazos de ejecución, permitirá optimizar la comunicación entre los diversos actores que interactúan en el proceso, así como permitir la gestión de los diversos equipos de trabajo facilitando su integración. Por último, tendremos un fortalecimiento en los esquemas de contratación para la producción de información en las etapas de entrega de proyectos y operación y mantenimiento del activo. 

A nivel de los clientes 

Este va muy de la mano de los anteriores y se debe agregar la habilidad que tiene el estándar de brindar herramientas para identificar y desarrollar información que sus activos requieren a lo largo de su ciclo de vida, buscando que la información que se suministra no sea ni más ni menos de la que realmente necesaria para diseñar, construir y operar. De cara a los clientes se podrán mitigar los riesgos a asociados a la gestión de la información de una mejor manera de tal forma que permita ajustarse a las necesidades de sus negocios. 

A nivel de la organización 

La adopción del estándar permitirá a las organizaciones alinearse con un esquema de amplia aceptación internacional que le permitirá la integración con otras organizaciones a nivel mundial e impulsar las iniciativas de expansión del modelo de negocio a otros países. Adicionalmente los procesos de certificación en la norma son evidencia de las buenas prácticas adoptadas colocándola como un referente en el sector. 

En general la adopción del estándar tiene un amplio espectro de beneficios a diversos niveles que han sido comprobados en modelos internaciones y que ahora puede ser aplicados en otras realidades permitiendo llevar el sector de la construcción al siguiente nivel. El reto en Latinoamérica es entender y adoptar de manera efectiva el estándar fortaleciendo los diversos desarrollos de BIM en la región. 

Desde IAC acompañamos a la industria AEC, tanto desde el sector público como privado, en la adopción de la norma ISO 19650.  Desde su comprensión mediante entrenamiento especializado, así como en la asesoría de la implementación de la misma tomando en cuenta tanto las necesidades de las organizaciones como las de la industria en general. 

Dejar un comentario